Los cumpleaños siempre son especiales... ocurren milagros.

Una mirada, dos pasos, tres palabras, cuatro caricias, cinco suspiros, seis emociones, siete besos, ocho sueños, nueve promesas...un amor. Feliz cumpleaños.”

Hace exactamente dos semanas cumplí años y sinceramente estaba dándole vueltas a mi cabeza sobre como externar lo emocionante que es para mí cumplir años, creo que es como celebrar un año nuevo personal en el cual si no comemos uvas o hacemos una gran fiesta, podemos vivir ese día lo mejor que se pueda, consentirse, realizar un ritual muy lindo lleno de energía para que nos vaya muy bien el nuevo año de nuestra vida o bien estar con tus seres queridos y disfrutar una sabrosa comida, pero si no, por el motivo que sea, tratar de que no pase desapercibido para nosotros. Recuerdo cuando éramos niñas mi hermana y yo, mi mamá preparaba su delicioso mole y nos compraba mi papá un pastel que partíamos en la noche con él, bueno, también algunos años nos celebraron con una fiesta donde venían amistades y familiares, esos momentos nunca los olvidare.
El día en que nacimos es un día lleno de energía positiva y suceden milagros, me consta, este cumpleaños recibí un regalo muy especial, que créanme, nunca olvidare, me ayudo a cerrar un ciclo que andaba por ahí atormentándome y me renovó, los milagros existen.
Mucha gente me felicito, por mensaje, me llamo por teléfono, por las redes sociales, creo que eso es hermoso, que la gente se acuerde de ti y te desee lo mejor, con nada se paga, en mi caso me felicitaron quien menos me lo imaginaba, personas que tenía rato de no saber de ellas se hicieron presentes, gracias, gracias, gracias.
Y bueno la energía de mi cumpleaños aún sigue por ahí, el fin de semana volví a partir otro pastel en casa, ayer me felicitaron todavía por mi cumpleaños, sí, soy muy afortunada y lo agradezco inmensamente a Dios.
¿Qué me enseño el día de mi cumpleaños? Porque toda experiencia trae una enseñanza. En primer lugar un renacimiento espiritual y conciencia, ya que este año fue a muy pocas personas a las que felicite, así que este nuevo año me propongo felicitar a la mayoría de personas que conozco, después confianza y humildad. Y bueno, confieso, Amor a manos llenas. Como dice Björk en una de sus canciones todo está lleno de amor. Y me siento inspirada a emprender nuevas cosas y a vivir nuevas experiencias.

¿Qué me enseño este primer año de mis 40 años? Uff, tantas que sería imposible numerarlas, pero mencionare las que más me marcaron, primero la importancia de la familia y los amigos, el tener un empleo seguro después de tantas crisis económicas, tengo un empleo, conocí gente nueva, mujeres hermosas y llenas de experiencias de Mujeres Construyendo, fui a Google, reforcé amistades, despedí otras tantas, le di la bienvenida a otras, como mi tía a la que tenía muchos años de no ver y ahora estoy en contacto con ella.  Aprendí que la aceptación es primordial para levantarse y seguir adelante, empecé un régimen alimenticio sano, bajo vigilancia médica, en pocas palabras  baje de peso, por salud y me veo diferente, aprendí a amarme y como dijera mi terapeuta empecé a ser honesta conmigo misma. Descubrí que la soledad no es mala y que puede ser mi amiga, le he sacado tanto provecho. Volví a la escuela, estoy estudiando en línea y me ha costado mucho trabajo, que eso se los contare pronto, estoy estudiando inglés y también francés porque los idiomas son importantes, estoy aprendiendo a lidiar con mis miedos e inseguridades, reconocí que no puedo hacer muchas cosas a la vez y que mi programa de radio tiene que esperar por un tiempo, también que a veces calladita me veo más bonita, porque el pez por su propia boca muere y hay que tragarse las palabras que alguna vez decimos y sobre todo respetar mi palabra. Y lo último, estoy haciendo ejercicio. Mente sana en cuerpo sano.
¿Cuantas cosas nos puede enseñar un año, 365 días y miles de horas y segundos? Eso a cada persona le toca descubrir, la sabiduría el conocimiento está al alcance de todos, el chiste es verlo y reconocerlo desde lo más profundo de nuestro ser, con amor y paciencia.

Conozco gente a la que le horroriza festejar su cumpleaños o que lo considera cursi y hasta se ponen de malas con el simple hecho de saber que se acerca su cumpleaños, también conozco gente que festeja su cumpleaños con una gran fiesta, son los dos lados de la moneda, cada uno tiene la opción de elegir a qué lado pertenecer y  aprender de las experiencias y transformarlas en valor agregado a nuestra vida.

Gracias, gracias, gracias a todos por leerme.

Les deseo luz que ilumine sus vidas y que el amor que sea su motor.


Alejandra

Entradas más populares de este blog

La espera o una decisión inconsciente.

¿Pasado, Presente o Futuro? ¿En que tiempo vivir?

Cada cuatro años... nos invade la pasión del fútbol