Ser o no ser nosotros mismas... ese es el dilema.


 "La belleza exterior no es más que el encanto de un instante. La apariencia del cuerpo no siempre es el reflejo del alma."  George Sand.


El fin de semana estaba formada en una fila de una tienda de ropa, para pagar un vestido de rebaja que me encontré y en la fila iba detrás de mí una pareja, ella se quejaba con su esposo que había subido de peso que antes era talla 9 y ahora era talla 13, él le dijo, literal: bueno pues tenías que subir de peso, los cuerpos no son siempre los mismos, ella, insistía en quejarse, el, cansado de sus quejas le dijo: bueno ,¿cómo no quieres subir?, si te la pasas picando por aquí y por allá, y la edad y tu metabolismo no es el mismo, ella se quedó callada.

Y al día siguiente, el lunes le mostré una foto mía de cuando era adolescente y ella me dijo: ¿Qué comiste? Ahí estas delgada, ¿Qué te paso? Ups… siempre me considere gorda, porque en casa y en la escuela me decían gorda.

Me pregunto:

Hasta cuando las mujeres dejaremos de boicotearnos, hasta cuando dejaremos de ponernos el pie mentalmente y ser dependientes de las opiniones de los demás  para realizarnos como mujeres en toda la extensión de la palabra.

Me pregunto cuando dejaremos de escondernos detrás de un cuerpo obeso y también de un cuerpo delgado, cuando podremos disfrutar de ver nuestro cuerpo desnudo en un espejo, cuando dejaremos de sentirnos culpables cada vez que comemos un pastel, porque siempre decimos que estamos a dieta y terminamos comiendo de más, o en su defecto nos tomamos tan a pecho la dieta y nos quedamos con el antojo, Dios… quien invento esos conceptos de gordura y delgadez, si cuando vamos al museo vemos esculturas de mujeres gordas y las explicaciones de cada pieza nos dice que las consideraban bellas y diosas, ¿entonces? ¿Qué paso? En qué momento nos perdimos, en que momento dejamos de disfrutar de nuestro cuerpo, en que momento nos estereotipamos, en que momento nos dividimos en el grupo de las flacas y las gordas, en el grupo de las bonitas y las feas, en el grupo de las populares y de las raras, creo que podría hacer una larga lista de grupos.

¿Qué nos da miedo? ¿Ser nosotras mismas? ¿Aceptarnos? Tristemente nos educaron para  buscar la aprobación de los demás y la opinión  de nosotras mismas, ¿Cuándo dejaremos que sea la que realmente importe?

Nos preocupa tanto el peso y por arreglarlo nos vamos a los extremos, ¿cuándo encontraremos el equilibrio, cuando nos amaremos plenamente?

¡Exacto! El secreto está en el amor y en la aceptación que nos tengamos.

Creo que ya es tiempo de dejar de llorar y lamentarse y buscar ayuda, hoy en día con tanta tecnología, podemos encontrar grupos de ayuda, círculos de mujeres, asociaciones  civiles, mujeres que por amor a otras mujeres ofrecen su ayuda incondicional, el chiste es saber que no estamos solas, sea el problema que tengamos.

Dejemos de preocuparnos, lo mejor es ocuparse.

Gracias por leerme y escucharme por las noches.


Amor, luz y libertad por siempre.

Alejandra

Entradas más populares de este blog

La espera o una decisión inconsciente.

¿Pasado, Presente o Futuro? ¿En que tiempo vivir?

Todo pasa, nada es para siempre.