Sonríe

Hace unos días una amiga me regalo este pensamiento que quiero compartirles:

Sonríe aunque no tengas motivos. El cuerpo al momento de sonreír le dice al cerebro que todo está bien y entonces las células y átomos de nuestro ser se impregnan de energía positiva, para dar paso a sentirse bien.

¿Cuantas horas al día sonreímos?

Andamos por la vida tristes, enfermos, quejándonos de todo lo que nos ocurre, que se nos olvida a veces hacernos como niños y reírnos.
Si recordamos cuando erramos  niños, jugábamos, reíamos aun sin razón, nada nos preocupaba y rara vez nos enfermábamos, pero ocurre que empezamos a crecer y con ello los deberes, la escuela, ayudar en el quehacer de la casa, algunos hasta podrían decir que empezaron a trabajar desde niños porque el dinero no alcanzaba en casa por cual sea la razón, entonces, en medio de tantos deberes se nos va olvidando de esta pequeña medicina que alimenta el alma… reír.
Recuerdo que en la película Comer, Rezar y Amar, (espero que la hayan visto y si no se las recomiendo) un  doctor, chaman o gurú como quieran llamarle que vive en Bali le dice al personaje principal que tiene que sonreír con el hígado, porque eso le dará felicidad.
Hoy en día sabemos que la mayoría de las enfermedades son psicosomáticas, o sea que se originan en el cerebro, entonces, podríamos empezar a reír un poco más durante el día para prevenir enfermedades.

La vida es tan corta para complicárnosla.

Por eso a partir de hoy hay que reír a cada momento, ríete
hasta de lo más insignificante, si tropezamos y caemos nos levantamos y sonreímos, si alguien en la calle nos sonríe, podríamos también sonreírle, cuando estemos saturados de tantas ideas en nuestra mente, porque ahí es donde se origina todo, podríamos respirar profundamente y reír  y por último en las noches cuando vamos a dormir  agradecer por cada día que estamos vivos y dormir con una sonrisa, por todas las cosas maravillosas que tenemos, incluyendo una cama donde descansar… muchos no la tienen.

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.
Anónimo.

Amor y Luz Infinitamente.

Alejandra

Gracias por leerme y escucharme por las noches.


Entradas más populares de este blog

La espera o una decisión inconsciente.

¿Pasado, Presente o Futuro? ¿En que tiempo vivir?

Cada cuatro años... nos invade la pasión del fútbol