Las mujeres... la sal de la vida

"Lo que todavía nos falta a las mujeres aprender es que nadie te da poder. Simplemente lo tienes que tomar tú." Roseanne Barr.



En el  IV Encuentro Internacional de Salud de la Mujer, realizado en Costa Rica en el año 1987, organizado por la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos, en esta reunión, más de 600 mujeres, representantes de organizaciones de diferentes países del mundo, concluyeron que necesitaban contar con una fecha para reflexionar y discutir sobre las políticas y programas, así como también para proponer acciones a favor de la salud de la población femenina mundial. En ese evento el tema  giro en torno a la mortalidad materna, derechos sexuales y reproductivos, embarazo adolescente y todo aquello que hace a la calidad de vida de las mujeres.

Es por eso hoy escribo y me pregunto ¿realmente nos cuidamos como debiéramos? Nos revisamos periódicamente,  vamos al médico si sentimos alguna molestia, a pesar de las muchas campañas acerca de realizarse un chequeo a tiempo, ¿cuantas lo hacemos? Enfermedades como el cáncer que es  silencioso, se manifiesta cuando está avanzado, hoy en día sabemos que una de las causas del cáncer es por rencores y enojos, entonces porque mejor no tener una buena salud mental.

Todo forma parte de un todo, salud mental y salud física, Mente sana en cuerpo sano, cuánta razón en estas palabras, pero mientras mantenemos este equilibrio, tenemos que realizarnos los exámenes que son de rigor cada seis meses, desde revisar nuestra dentadura hasta una buena salud sexual, podemos informarnos en instituciones públicas y tener este beneficio, organizaciones no gubernamentales que ofrezcan estos apoyos a bajo precio, el secreto es cuanto amor nos tengamos, si hay amor hay acción, la primera persona a quien debemos amar es a nosotras mismas, creo que ya paso el tiempo en que le dábamos al poder de nuestra vida, al novio, al amante, al esposo, a los padres y a los hijos; hoy en día tenemos el poder de decidir sobre nosotras.

Hoy sabemos que en  algunos países esto no ocurre, hay mujeres que viven esclavizadas , las venden, las circundan, las violan, las condenan a muerte porque se resisten a seguir reglas primitivas, algunas veces no podemos hacer nada, solo apoyar campañas de defensa, firmar vía internet por sus derechos porque sabemos que lo que le hacen a una se lo hacen a todas;  al primer prójimo por el que tenemos que ver es por cada una de nosotras, ellas las mujeres las hermanas que están en otros países, luchan por sus derechos;  hay de todo algunas se conforman con la vida que les ha tocado vivir y soportan, pero, eso también ocurre en todos los países, donde la mujer soporta de todo;  otras se liberan y escapan como la modelo somalí Waris Dirie que sufrió mutilación genital por parte de su padre cuando tenía tres años, esto es parte de la tradición de estos pueblos, pero a raíz de que ella se hizo famosa y hablo de lo que le ocurrió, el mundo supo de estos crímenes.

La vida de la mujer no dista de la de hace dos mil años, podemos leer que en la antigua Roma, la mujer ya participaba de la vida común con el hombre, había mujeres que tenían cuentas en el banco de en  ese entonces y podían vivir como mejor les parecía, y también había mujeres que se dedicaban a la vida en el hogar, como hoy en día, las matronas venerables como les decían, la misma Cleopatra se dio el lujo de mover los hilos de la política egipcia y romana; así nos podemos ir más adelante en la historia de la mujer, la escritora George Sand  se vestía de hombre y se enamoró de Chopin y frecuentaba el grupo de escritores de esa época o la aviadora Amelia Earhart que fue célebre por sus marcas de aviación.

Pero a donde quiero llegar es que es nuestro deber cuidar de nosotras y que podemos lograr lo que queramos, venimos a este mundo con una misión y tenemos que  descubrirla sin miedo, bien lo dicen en la filosofía cabalística: el hombre es la luz y nosotras la vasija que contiene esa luz, por ende nos encargamos de desbordar esa luz.

Por lo tanto mantengamos una buena salud mental, no está de más tomar terapia psicológica, de vez en cuando, también están los círculos de mujeres, donde se reúnen mujeres a platicar como lo hacían las antiguas mujeres.
La mujer es libre, es algo que los hombres están comprendiendo, la mujer debe aprender a correr entre lobos como lo dice el libro, hoy en día la educación está a su alcance y se está abriendo paso en un mundo de hombres.
Por favor mujeres cuiden su salud mental y física, ámense cada día un poco más, regálense un baile por las mañanas, escuchen su canción favorita y canten sin miedo, ríanse en el espejo y admiren la belleza que esta frente a ustedes, amen cada parte de su cuerpo ya acéptenlo para luego mejorarlo con ejercicio y una buena dieta.

Todas las mujeres son bellas hay que creerlo y aceptarlo.

PD. Hombres cuiden a las mujeres, somos la sal de sus vidas.

Gracias por leerme y escucharme.

Amor, luz y libertad por siempre.

Alejandra

Entradas más populares de este blog

La espera o una decisión inconsciente.

¿Pasado, Presente o Futuro? ¿En que tiempo vivir?

Cada cuatro años... nos invade la pasión del fútbol